Cámara oculta: El engaño de la mesa

Pongamonos en situación, hombre solitario se sienta en una mesa de un bar. La mesa en cuestión es para cuatro personas pero no hay más hueco Cámara oculta: el engaño de la mesaen la terraza.

Dos jovencitas de muy buen ver, se acercan muy risueñas hacia tí, como no hay más sitio en el bar te piden compartir la mesa. Por supuesto si dos jovencitas se acercan y te piden tal cosa lo único que puedes decir es: por supuesto.

Ahí es donde está el truco, a ellos se les queda una cara de absoluto asombro y de subnormal que ni él se lo explica; pasen y vean.



Vaya, vaya...

Todavía no ha comentarios, se el primero en dejar tu opinión

Escribe tu comentario




Uso de Cookies

Querido Petardaco, para mejorar tu experiencia de navegación, recoger estadísticas o mostrar publicidad Petardacos.com usa cookies propias o de terceros en el sitio web. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de Cookies. Si por el contrario no la aceptas, por favor abandona la web o pulsa aquí.